Patrones que se repiten y nos hacen infelices

Foto: Argent_G37S(Licensed Under Creative Commons)
Foto: Argent_G37S(Licensed Under Creative Commons)

Marta es una chica estupenda. Es animada, emprendedora, inteligente, alegre, cariñosa e incluso guapa. Marta no tuvo suerte con su primer matrimonio.

Posiblemente eligió mal, solíamos comentar sus amigos, ya que él era un tipo siniestro, triste, manipulador, egoísta. Evidentemente no estaba ni por asomo a la altura de Marta. Qué vio en aquel sujeto todavía es un misterio para todos nosotros.

Afortunadamente Marta, no sin esfuerzo, consiguió salir de aquella relación tan destructiva y que nada aportaba a una persona tan vital como ella.

Todos respiramos al fin, pero nuestro gozo duró poco.

Hace menos de un año conoció a otro tipo, Juan, un antiguo profesor de instituto ya retirado y con una catadura muy parecida a la de su anterior marido. Cayó perdidamente enamorada de él y pronto se fueron a vivir juntos.

Como todos anticipábamos las cosas pronto comenzaron a ir por los mismos derroteros que su anterior matrimonio. Incluso sospechamos, aunque todavía es pronto para decirlo, que él la maltrata… físicamente. Aunque cuando se lo insinuamos, ella lo niega.

La historia de Marta es una historia particular, pero todos conocemos historias parecidas, con puntos comunes a esta. Son historias de gente normal, incluso brillantes en algunos aspectos, y que solemos decir que no han tenido suerte…

Sin embargo, muchas de estas historias nos hacen reflexionar sobre si no es del todo casualidad que las personas establezcamos con otras relaciones destructivas y viciadas desde un principio y que además podamos volver a recaer en ellas.

A pesar de su aparente “normalidad” Marta no aprendió de una experiencia negativa, de su primer matrimonio, y aunque tuvo suficientes fuerzas para saber salir de ella, la nueva relación que estableció se cimentó en los mismos principios erróneos.

Posiblemente podamos pensar que si Marta tiene la suficiente fuerza para cortar con su actual relación y rehacer su vida de nuevo, si no corrige esos principios erróneos, pueda volver a caer en los brazos de un tipo tan frío y egoísta como sus anteriores parejas.

La historia de Marta es una historia típica de cómo la personalidad es trastornada por algunos patrones de pensamiento autodestructivos que conducen a las personas a la infelicidad.

Las personas llegan a establecer como normales situaciones que no lo son. “Yo siempre he sido así”, suelen decir. “Mis relaciones con los hombres siempre han sido así”, podría decir Marta.

Acostumbramos a reproducir los mismos patrones de conducta y de pensamiento sin plantearnos muchas veces si estos son los más adecuados, los más sanos para nosotros y para los que nos rodean.

Freud ya lo denominaba como “compulsiones de repetición”. Una hija de un matrimonio de alcohólicos que ha sido maltratada en su infancia crece y se casa con un alcohólico que le seguirá maltratando. A su vez, ella maltratará sus hijos.

Tendemos a repetir las conductas que hemos heredado de manera negativa, reproduciendo en nuestras vidas los errores de nuestros mayores.

Aprender a cuestionarnos esas actitudes viciadas no es una labor fácil, pero afortunadamente tenemos toda una vida por delante para equivocarnos y volver a rectificar.

Aprender a salir de este tipo de patrones no es una tarea fácil. Vemos estas situaciones como “algo normal”, son patrones profundamente vertebrados en nuestra propia personalidad.

Aunque se traten de comportamientos profundamente aferrados en nuestras vidas si contamos con nuestra fuerza de voluntad lograremos cambiarlos con éxito. Cambiar de enfoque, estar abiertos a establecer nuevos puntos de vista sobre las cosas nos ayudará en gran medida en nuestra labor.

Debemos estar a atentos a nuestro propio cuerpo, a nuestros sentimientos. Ellos nos indicarán cuando nuestra dirección es la adecuada.

Cuando hacemos lo que debemos nos sentimos bien, más sanos, más felices. Nuestro cuerpo y nuestra mente saben que lo que hemos hecho ha estado bien. Debemos hacer caso a nuestros propios sentimientos.

Descubrir nuestra propia felicidad es un proceso aparentemente sencillo pero no lo es tanto. Mucha gente se muere sin descubrirlo, frustrados y amargados, enfrascados en actitudes, “compulsiones de repetición”, sin ningún tipo de posibilidad de salir de ellas.

La mayoría de las personas no saben realmente lo que les gusta hacer, lo que realmente les hace sentirse bien y felices. Quererse a uno mismo es el principio básico para cualquier cambio en el terreno de la construcción de la personalidad. Quererse a uno mismo es saber lo que se quiere hacer con la propia vida, que tipo de relaciones se quieren establecer con los demás y que grado de autonomía queremos mantener con respecto a ellos, cual va a ser el grado de compromiso social que se está dispuesto a asumir.

En resumidas cuentas se trata de establecer cuáles van a ser los principios básicos que van a regir nuestra vidas, cuáles van a ser las prioridades que se van a implantar (los valores).

Todo esto sin olvidarnos de lo importante que es contar con la ayuda de un buen profesional que nos ayude a salir de esos círculos viciados en los que nos vemos envueltos.

¿Qué opinas?

Mi twitter: https://twitter.com/ros_ricardo
y en Facebook: http://www.facebook.com/groups/ricardoros/

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia, Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.
Más información

22 comentarios en “Patrones que se repiten y nos hacen infelices

  1. Hola soy Maria … Siempre le estoy reclamando a mi madre por qué nunca me cuido, me protegió, o me reconociera que yo era una niña que también necesiptaba de ella; actualmente tengo 31 años y vive conmigo ya que ni mi padre ni mis hermanos ven por ella, todos ya hicieron su vida. Mi padre siempre fue un maldito abusador, un bueno para nada un mediocre perdedor, nunca la valoro al contrario todo el tiempo abusaba de ella, de su bondad de su nobleza pero ahora siento que soy como el, la regaño la insulto y le reclamo todo el tiempo ppr que aun lo quiere?… Despues de todo lo que le hizo y nos hizo despues de insultarla y reclamrle todo, me siento muuuy mal que hasta me quisiera arrAncar la lengua para no insultarla pero siento qeu soy como el maldito de mi padre…. Aaauch !!

  2. Me estoy divorciado, mi esposo por 12 años tuvo miedo de ser como su padre y su abuelo y sus tíos y así una cadena de adulterio e infidelidad en su familia y lamentablemente repitió lo mismo, ahora está con alguien mas y dice que no saldrá de donde está hasta que llegue otra que no intentará pedir perdón o volver, pues dice que no puede cambiar que el es así y mi hija tiene 12 años y tiene miedo de que se repita la historia en ella o su hermano pequeño y no quiere ni acercarse a su padre ni tampoco que vea a su hermano, esto es complicado y triste mi esposo vive amargado llora con personas y me cuentan el dice que tendrá que pagar el daño que a hecho, pero que no pudo luchar mas que está es su vida

  3. Gracias Sr Ross pos sus enseñanzas tan valiosas, yo he pasado por situaciones mu difíciles en mi matrimonio y gracias a Dios y a
    Consejerias, lecturas de libros , he aprendido a marcar limites y esto ha marcado la diferencia en mi vida, cuesta trabajo pero se puede hacer😊

  4. Apreciable Dr. Ross, le agradezco con el alma, todos sus artículos, que me han servido a travéz de todo el tiempo. Sé que es una persona, que con sus comentarios nos ayuda a muchas personas a poder tener mejor óptica en el acontecimiento del vivir y convivir. Afortunadamente soy de las que aprendo de los demás y mi vida la vivo en plenitud. Tengo mi propia filosofía de la vida y sus experienciasme han ayudado a que siempre esté en constante cambio de mejora. Gracias mil por la paciencia vertida en cada comentario y por la ayuda desinteresada de vos. Que la paz y el amor reine siempre en su corazón…que así sea.

  5. Don Ricardo
    no se si lea este comentario, debido a la gran cantidad de informacion que recibe de personas solicitando ayuda ó personas agradeciendo su apoyo,
    yo quiero decirle que leo sus mensajes desde hace ya bastante tiempo ó años, y realmente estoy muy agradecido por su apoyo atravez de sus letras y su extenso conocimiento del ser humano, yo he aprendido mucho de Ud. y he analizado sus comentarios ,ejemplos etc. quiero darle las gracias por todo lo que Ud. hace vía sus correos.
    Sr. Ros , Gracias que el Ser en el que Ud. crea lo conserve por muchos años mas en este plano.

  6. sr.Ros gracias por su tiempo que nos regala al escribir sus reflexiones, que son una verdadera herramienta para el cambio de paradigmas. gracias

  7. . cuando a alquien cercano de mi entorno le ocurre alguna desgracia, lo sufro como si me hubiese ocurrido a mi misma. no puedo dejar de pensar en su dolor, en lo que debe estar sufriendo y me siento impotente por no poder ayudarla, no se trata de empatia sino que va mas allá, creo que soy demasiado sensible al dolor ajeno. ¿a que se debe? ¿como puedo evitarlo?

  8. estoy fascinada, y agradecida de que alguien como ros, con su preparacion propicie la exposicion de problemas que como humanos hemos experimentado a lo largo de nuestras vidas. un fuerte abrazoa los que lo han hecho pues me identifico mucho con ellos.

  9. soy juna chica de 18 años y no tengo ni vaga idea de quien soy,, me encanta sentirme querida,, pero creo que vivo en un espejismo. Se que lo mas fácil seria romper ese espejo,,, pero lo vuelvo a encontrar,,,, se puede saber en que parte del mundo virtual vivo,,,,plisssssss,,, help me!!!!!!!

  10. Hola me gusto su articulo. Yo creo que necesito ayuda también, mis relaciones nunca son buenas terminan mas pronto de lo que tardan en comenzar, me encuentro algo triste puesto que me he dado cuenta de los patrones que tengo y sigo, es doloroso saber y darte cuenta cuando lastimas a alguien. Al contrario de Marta, a mi no me lastiman yo lastimo y no me refiero a golpes, mi problema esta en insultar y hacer comentarios hirientes (muchas veces sin darme cuenta) estos sobre todo a mi pareja, tal vez incluso lo hago con mas personas y no me he dado cuenta.
    Mi novio se esfuerza muchísimo en hacerme feliz en darme lo mejor de él, nos la pasamos increíble, todo esta y va de maravilla, me encuentro super contenta con él y derrepente de la nada lo insulto o hago algún comentario que lo hiere, arruino el día y el se muestra muy triste y desepcionado, con algo tan simple acabo con toda su alegria y esfuerzo. No se que hacer como paro con ello no quiero seguir lastimando a las personas pero, lamentablemente cuando reflexiono el por que lo hago llego al punto de que es por que fue lo que aprendí en mi casa esta tan dentro de mi que es difícil cambiar (todos sabemos que las personas no cambian) es lo que veo a diario, un padre que no da mucho de su parte y una madre que siempre lo minimiza e insulta.

    la pregunta es ¿Que hacer? ¿Como aprendo de esto y no lo repito?

    1. Las personas si pueden cambiar, para ello es necesario que quieran y crean que pueden. Cambiar no e s fàcil, requiere de esfuerzo y no siempre estàn dispuestas a hacerlo. En tu c aso yo t e sugiero que estès màs pendiente de lo que dices a tu novio…que pienses antes de hablar. Hazlo como un ensayo, y veràs como sì puedes cambiar, haz el esfuerzo, creo que vale la pena.

  11. En mi caso fuí victima de burlas sobre mi voz, sobre mi falta d habilidad en los deportes, en la escuela primaria. e igual a traves de toda mi educación hasta la universidad. Estoy de adulto y me doy cuenta de que estoy repitiendo un patron que hace que aun en mis relaciones laborales la gente se burle de mi, se repiten practicamente las mismas experiencias que vivi de niño y de adolescente con compañeros de escuela. Logicamente significa que estoy repitiendo patrones y conductas que hace que los demas me vean de un modo similar y sea victima de burlas. Estoy tratando de conocerme pero aun no doy con el clavo de cuales son las conductas y los pensamientos que me hacen caer en esa misma situacion

  12. Quisiera que me aconsejara sobre un problema que tengo desde hace tiempo. En primer lugar es conveniente que sepa que padezco desde unos años de un trastorno ansioso depresivo , que tomo medicación para curarme, pero aún no lo he conseguido.
    Por lo que se refiere a mi problema fue con una supuesta “buena amiga”. Después de unos cinco años a amistad, yo la consideraba como mi hermana, la quería mucho a ella y a sus hijos, viajábamos juntos los dos matrimonios con nuestros hijos, compartíamos profesión, nos contábamos nuestros problemas etc…ella empezó a distanciarse, se buscó una nueva amiga y , a partir de que yo se lo comentara, discutimos y ella, radicalmente, cortó nuestra relación. Por más que he intentado hablar con ella, quitarle importancia al asunto, que no fue tan grave, ella no quiere saber nada de mí- Todo esto sería normal , usual, si no fuera porque a mí me ha hecho mucho daño, durante un largo tiempo sentí un gran vacío en el corazón, me sentía decepcionada, despreciada, mal en definitiva y, ello, hizo que empeorara mi enfermendad. Ella , aunque lo supo, no hizo nada por evitarlo, y eso me hacía sentír mucho peor. Ahora, después de dos largos años, aún me siento mal, sigo pensando que se ha portado fatal conmigo, y no consigo olvidar el asunto ¿Me puede indicar cómo hacerlo? Este sufrimiento no tiene ningún sentido y no me lleva a ninguna parte, pero ?cómo lo supero? Gracias.

    1. susana,,,,acabo leer tu articulo….ha pasado casi un ano, pero puedo decirte, que
      a mi ha pasado lo mismo..uno no puede consebir que eso pase, y lei recientemente en una web de motivacion personal, que es AFERRAMIENTO nos aferramos a la jente, o cosas, pero sobre todo duele cuando es una persona…y uno ve. como tiran al piso una relacion que pensabamos era sincera, eso ocurre lo mismo en la amistad que en el amor d e pareja, es igual…uno no deberia entregarle el corazon a nadie, pero como saberlo cuando esto pasa?…creeme es bien dificil…..pero si se que aunuqe duela, hay que dejarlo ir…porque no vale la pena insistir cuando alguien no quiere estar con uno….

  13. es la historia de mi vida ,repetir patrones y caer en la cuenta una y otra vez,
    pienso que necesito ayuda,ya que es como un poderoso iman con mas fuerzas que yo,me gustaria saber que libro puedo leer que me vaya bien ,gracias

  14. Desgraciadamente estos patrones repetitivos parecen cierto son como cadenas que arrastran a las personas a hacer cosas que saben que al final no les va a llevar a nada bueno, mi consejo que pueda que les ayude, es ser fuerte pensar las cosas que tu quieres para ti en pocas palabras quererte a ti mismo muchisimo y no permitir que te hagan sufrir o tener una vida mediocre, respetar y hacerte respetar por encima de todo, si alguien te ocasiona dolor y tristeza alejate de ello por mas que sufras al comienzo es dificil pero despues aprendes a poner un alto a situaciones mala vas a darte cuenta que bien te sientes y veras cambios en tu vida.

  15. Gracias a Ricardo Ros por la atención de enviarme estos temas tan interensante y realistas pero yo quisisera saber si la personalidad se puede reconstruir ya que si una persona nace entre padres y familiares alcoholicos acostumbrada a ser maltratada como puede salir de esto después de más de 30 años, también quisiera que me informara si hay algún libro que trate sobre estos temas que desde mi punto de vista son tan profundos y complejos; y que en muchos casos ya no se sale de esto y ninguna conducta puede ser cambiada si no se trabaja y busca al ser más poderoso que es Dios, al que lo tenemos dentro de nosostros mismos.
    Gracias y saludos.

  16. Justamente, por eso es mucho mejor priorizar en nuestro tiempo la dedicación a aprender como disfrutarlo realmente frente a conseguir cosas o situciones que no sabremos aprovechar:

    Más vale poco, aprovechado, que mucho echado a perder.

  17. Haciendo mi propio resumen:

    ¿Qué falla para repetir patrones dañinos?

    #Parte irracional:
    -La escucha sincera de nuestro interior, el cual siempre nos “avisa” de aquello que no nos hace bien sin entrar para nada en razones: “siento que ésto me hace daño y punto pelota”.

    #Parte racional:
    -El razonamiento, el análisis, la crítica de esas situaciones o comportamientos que aún notando que nos hacen daño no entramos a valorar pues “es lo normal”, “lo que está de moda”, “lo que hace todo el mundo”.

Los comentarios están cerrados.