La olla a presión: la ira

Foto: Strick(LCC)
Foto: Strick(LCC)

La cólera y la ira son sentimientos que aunque propios de todo ser humano pueden dejar de ser meras manifestaciones espontáneas casuales y convertirse en el factor determinante de nuestras vidas.

Las personas coléricas son verdaderos enfermos sometidos a las exigencias de su propia rabia.

Si algo define la cólera es precisamente que se trata como de una especie de olla a presión que se pone al fuego. Cuando está suficientemente caliente es realmente difícil de controlar. El individuo deja de controlar su ira y es ella quien pasa a controlar al individuo.

La ira llega a modelar de tal manera nuestra personalidad que llegamos a definirnos como “personas coléricas”, cualquier motivo es suficiente para calentar los ánimos y que estallen.

Podemos definir una serie de pasos que suelen seguir estas personas coléricas.

Todo comienza por enfado generalizado con todo, con la vida en general, con una desaprobación global de cualquier cosa, nada es lo suficientemente bueno para nosotros. Es una ira encubierta que cualquier chispa hará explotar. Se busca cualquier tipo de excusa para provocar a los demás y comenzar la escalada de violencia. “¡Ay! ¡Cuanto lo siento! ¡No me había fijado!” El iracundo gruñe en voz baja sin que se entienda lo que dice. En realidad esto importa poco. Lo verdaderamente importante es que lo demás noten que está de mal humor.

El siguiente paso es echar la culpa a los demás, despreciarlos, descalificarlos de tal manera que el otro se sienta mal aunque sin darle demasiados detalles de qué es lo que nos desagrada en concreto.

Más tarde se continúa por los gritos y los malos modos: dar golpes a las cosas, portazos, insultos. Se intenta que el otro se sienta amenazado. En esto no nos diferenciamos demasiado del resto de los animales que antes de la pelea intentan atemorizar al contrincante a base de gruñidos y zarpazos al aire para demostrar su fiereza.

Esta escalada demuestra una pérdida total de autocontrol. El colérico no es consciente – ¿o sí lo es?- de que comienza la verdadera escalada de violencia. Se trata de culpar a los demás, de humillarlos. Se les amenaza con emplear la violencia física, incluso se le empuja o se les agarra por las solapas o las muñecas. Se invade el espacio físico del otro, que note la proximidad de nuestra presencia.

Una vez rota “la distancia de seguridad” cualquier cosa puede pasar ya. De un simple empujón podemos pasar a una bofetada, a un puñetazo, a una patada, a una pelea en toda regla e incluso a una cuchillada o un disparo. Todo es posible cuando se desata el monstruo de la violencia incontrolada. El límite es difícil de precisar.

Los juzgados están llenos de casos todos los días. “Yo no quería pero él me empujó y…”
“Mi intención no era golpearle tan fuerte, pero perdí los estribos…” “No sé cómo ocurrió. No fui consciente de lo que hice…” “Para cuando quise reaccionar ya era demasiado tarde. No pude evitarlo.”

La violencia no es en absoluto algo que podamos dominar una vez que se desata, por eso es peligroso acercarnos demasiado a ella. Una cosa es sentir la rabia y otra muy diferente que la rabia se convierta en conductas destructivas. Podemos sentir, pero mi mano o mi lengua no se mueve si yo no quiero.

El colérico pasa demasiado tiempo cerca de la ira incontrolada como para pretender dominarla. En un momento de obcecación podemos perder todo lo que amamos y sentirlo para el resto de nuestros días.

Además la rabia es como un deporte: se entrena. Cuantas más veces experimentemos esta escalada, más entrenados estaremos y más fácil será para nosotros traspasar la barrera y perder el control.

Nuestro principal objetivo debe ser cambiar nuestra actitud en su raíz.

¿Qué opinas?

Mi twitter: https://twitter.com/ros_ricardo
y en Facebook: http://www.facebook.com/groups/ricardoros/

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia, Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.
Más información

17 comentarios en “La olla a presión: la ira

  1. Buen dia. ciertamente la ira es el mecanismo de defensa utilizado por quien la mayoría de veces no tiene la razón. La persona iracunda no acepta que padece este problema. Tengo el caso de un hijo iracundo que ha mejorado mucho su carácter y yo le doy las gracias primeramente que nada a Dios porque vivo orando por él, lamentablemente no es persona espiritual cosa que se, le ayudaría mucho. Le haré llegar esta reflexión que me parece tan importante. Gracias

  2. DEFINTIVAMENTE LA IRA, ESTA MUY ASOCIADO A PROBLEMAS DE AUTOCONTROL, QUE A SU VEZ TIENE QUE VER CON ESE CENTRO LOCALIZADO PIENSO EN LA CORTEZA FRONTAL, QUE HA SIDO MODULADO QUIEN SABE DESDE CUANDO EN EL TEMA DE LA ACCION Y LA REACCION, LO CUAL GENERARA RESPUESTAS AGRESIVAS, YA APRENDIDAS, Y QUE AUMENTAN PROGRESIVAMENTE ANTE CUALQUIER AGRESION. SIENDO UN TEMA NEURONAL, ES POR ESTE LADO QUE HAY QUE ACTUAR PARA INTENTAR CONTROLAR EL DESEO DE AGRESION Y DE REACCION.

  3. MUCHAS GRACIAS POR SUS REFLEXIONES SEÑOR ROSS, LO QUE NO ENTIENDO COMO LLEGAR A LA RAIZ QUE GENERA LA IRA Y ASI PODER AYUDAR A ELIMINARLA.

  4. Hola, yo que he vivido en mis carnes la ira de otros creo que estos videos deberian de enseñarlos en los colegios para que los crios identifiquen estos sentimientos y los rechacen lo antes posible de echo ya dan clases de inteligencia emocional en algunas provincias,yo agradeceria que todo el mundo viera y escuchara a Ricardo por que es muy triste que una persona destroce la vida de varias en un parpadeo.una amante de la empatia,un beso.

  5. Muchas gracias por compartir esta informacion la he leido y me he sentido muy aliviada. tambien la he compartido con personas muy queridas la colera viene de pensamientos negativos que procesamos que nos hacen mucho daño a nuestra vida logicamente la salud, por eso debemos entrenar nuestra mente a lo positivo que nos trae sensaciones agradables. Dios los BENDIGA

  6. EMPECE CON MIEDO AL AGUA, DESPUES TERRIBLES ESTADOS DE ANSIEDAD, Y PREOCUPACION A QUE MI HIJO FUERA ATACADO SEXUALMENTE, ERAN ESTADOS TERRIBLES, CAIA Y CAIA MAS EN LA ANSIEDAD Y MIEDO Y NO SE QUE FUE LO QUE PASO PERO DE REPENTE ERA YO LA QUE SENTIA ATRACCION SEXUAL HACIA MI HIJO, NO ENTIENDO PORQUE ESTOY EN ESTO SI JAMAS TUVE ESAS TENDENCIAS, FUE A RAIZ DE TERRIBLES ESTADOS DE ANSIEDAD, DEPRESION, MIEDOS, MUCHO MEDICAMENTO PSIQUIATRICO QUE ME HAN VUELTO LOCA, NO ABRAZO A MI HIJO DESDE HACE 7 AÑOS PARA EVITAR ESAS SENSACIONES, NO QUIERO SABER NADA DE SEXO. NO SE COMO SALIR DE ESTO QUE ME TIENE CADA DIA DE MI VIDA COMO ENCERRADA EN MI MENTE Y NO PUEDO SALIR.

  7. Yo creo que no hay sentimientos “buenos o malos”.
    Pienso que todos forman parte de las personas y son como un termómetro: que nos dicen algo de nosotros mismos.
    Por ejemplo, a lo mejor si sentimos ira es porque alguien ha tocado nuestro límite de tolerancia a algo (quizá comprometa nuestra dignidad personal), o porque nos ha puesto frente a nuestra vulnerabilidad o porque despierta nuestro miedo…..

    El caso es qué hacemos con esos sentimientos. Aprender a gestionarlos, saber ponerle nombre, ir descubriendo estrategias para que “las burbujas bajen en el momento oportuno”, expresarlos despues a quien tengamos que hacerlo (no desde la crítica sino en primera persona “me siento muy enfada, porque cuando haces o dices…….)

    Y sobre todo, sobre todo, mirarnos hacia dentro y ver de qué nos hablan esos sentimientos, cuándo nacieron y dónde………y permitir que se transformen en crecimiento personal…….

    En eso estamos!!!!
    Un saludo a tod@s

  8. Soy maestra de preparatoria y me doycuenta que los muchachos necesitanmucha ayudapsicologica en está estapa y he compartido algunos de sus videos con ellos y han comprendido bien el mensaje y han mostrado interes comentando al respecto.

    Mis felicitaciones y de mi grupo por compartir su conocimiento..

    Salu2

  9. Hola a todos, en principio no entendí bien el mensaje e incluso me enfadó Ricardo Ros con esta reflexión, pero ahora creo entender a lo que se refiere. Lo malo no es sentir ira o rabia, son sentimientos tan nuestros como el amor, los malo seria reaccionar de forma agresiva para calmar esa ira. Puedo estar muy enfadada con una persona porque ha hecho algo que no me gusta, puedo estar al máximo para saltar hacia ella pero debo controlar ese salto, creo que ahí es donde está el problema en la reacción que puedes tener ante ese sentimiento de ira o de rabia. Por supuesto todos somos conscientes de una mala reacción hacia alguien tanto verbal como fisica así que creo que lo mejor sería evitarla e intentar hablar de forma calmada.

    1. Mira con todo respeto te digo lo que yo logré. Tu madre te dió la vida, gracias a ella y a tu padre estas en este mundo. Acéptalos y quiérelos con sus defectos y virtudes porque será la fórmula para tu felicidad. No hay cosa más hermosa para los padres que sus hijos los acepten tal como son y escuchar de sus hijos que estan agradecidos por darles la vida. No compren sus problemas ni sus pleitos solamente permanece neutral y repíteles que los quieres tal como son y de nuevo agradecerles por darte la vida. No les reclames nada porque solamente los haras sentir culpables y creo que todos tenemos suficiente con lo que cargamos para que otras personas nos lo repitan…. Respeta jerarquías y serás respetado …. bueno eso es lo que quisiera decirte gracias

  10. Hago un comentario:Mi opinión es que deberías unos días en la semana tomar un trabajo, para alejarte unas horas 2-3-para que viendo la situación desde afuera,puedas lograr sentir la nueva experiencia tanto tuya como la de tu madre.Ambas lograran así tener la verdadera dimención de lo que cada una nesecita,por supuesto debe lograrse por un tiempo largo,de lo contrario se vuelve a la misma CUEVA de LAMENTOS. Te lo aconcejo.Saludos

  11. La ira y la colera es consecuencia de frustaciones y complejos que padecemos, una forma de defendernos ante los demas es demostrar violencia , para evitar que vean que tenemos miedo, que nos sentimos debiles, sentimos que solo gritando somos escuchados o tomados en cuenta, considero que solo valorandonos nosotros mismos podemos cambiar la ira y la colera.

  12. quisiera saber que hacer frente a la ira de otra persona y cuales son los pasos para manejar la ira de la mejor forma posible y evitar que escale para poder expresarla de una forma positiva Gracias

  13. No me gusta nada esta reflexion que has hecho ricardo. para empezar, todo el mundo es responsable de lo que hace, y tiene en todo momento control, salvo los dementes y los que tengas retraso. Pienso que esto que dices es caminar hacia atrás cuando de salir del maltrato domestico se refiere. Si las mujeres que son maltratadas por sus maridos leyeran esto, pensarian “no es el, es un mouestruo que se apodera de él, pero él es bueno… el no quiere hacerlo”… y listo, ya tenemos la faena hecha. No, definitivamente no, si algo he aprendido, es que si alguien muestra su ira, esa ira es suya, esa ira es EL, y nadie se apòdera de nadie. Es algo que todos tenemos que comprender, para no seguir al lado de personas que nos hacen daño.

    1. Me da la sensación que yo no he leido lo mismo que has leido tú en la reflexión de Ricardo. Lo que yo he entendido es que una cosa es sentir una emoción, y otra cosa es pasar a la acción, usar las manos o la boca para expresar esa ira. En ningún sitio he leido que Ricardo justifique el maltrato doméstico, en ningún sitio pone que en el fondo es una buena persona el maltratador, etc. Hace unas semanas Ricardo escribio sobre el maltrato en el hogar y decía precisamente que no se puede justificar nada de eso. http://www.ricardoros.com/blog/2011/03/sentimientos-reprimidos/

      En fin, parece que cada uno lee y saca conclusiones dependiendo de lo que quiere leer o entender. O de lo que le está pasando a su propia vida.

  14. Es triste admitirlo ,pero eso le ocurre a mi hija ,siento mucho temor,me agradaría saber como actuar frente a estos arrebatos que son casi a diario.Pensé que se le iria pero ya tiene 42 años y sigue igual. Su matrimonio ,está destruido y su relación familiar muy mal.Solo se contiene ante los amigos,los demás vivimos un calvario.Me asusta y ella lo sabe.Temo por su hijo que es pequeño. Me agradaría que me guiara.

Los comentarios están cerrados.